Planes de entrenamiento en patología orgánica

Hipertensión arterial

Los medicamentos antihipertensivos son de una gran eficacia y suelen generar en el paciente hipertenso un elevado grado de seguridad y de control sobre su enfermedad. Lo cierto es que cuantos menos medicamentos tomemos mejor será para nuestro hígado y para nuestro organismo. El ejercicio físico en el hipertenso puede convertirse en un potente arma que llegue incluso a sustituir a los medicamentos. Así lo prueban numerosos estudios en Medicina Deportiva realizados con diferentes patologías. Se comienza por una Prueba de Esfuerzo y se establecen unas pautas de entreno; hay que dedicarle un tiempo semanal pero el resultado merece la pena. Todo se acompaña de un estudio de la alimentación y del peso. El Hipertenso puede.

Diabetes

El diabético deportista tiene ventajas e inconvenientes. Los medicamentos antidiabéticos tienen una acción variable sobre el nivel de glucemia en función del esfuerzo realizado. Lo cierto es que cuanto más metódico sea el deporte más sencillo será el control de las glucemias y menores los efectos adversos de la enfermedad. No es fácil pero juntos podremos regular las glucemias.

Sufrimiento cardiaco

Las actuales pruebas de esfuerzo nos permiten junto con un análisis del electrocardiograma en reposo la calibración muy exacta del sufrimiento cardiaco y los métodos para su rehabilitación. No hay que desaprovechar la oportunidad del ejercicio como un método recuperador de las patologías del corazón. No te arrepentirás.

Anuncios

 
A %d blogueros les gusta esto: