QUITAR LOS POTENCIOMETROS EN COMPETICION: ¿ES SENSATO AFIRMAR ESTO?

FOTO DEIA 19/11/2017

 

Hoy nos hemos desayunado con esta noticia referente a uno de los equipos más queridos de esta tierra.

Lo que en principio parecía un reportaje espectacular de ciclismo se ha tornado en un canto al retroceso y a tiempos pasados aunque no en todos los aspectos como se puede leer.

El Director Deportivo del equipo es preguntado por los pinganillos y afirma ser un ferviente defensor de los mismos. Hasta ahí todo bien. Cada uno puede tener su opinión, pero la respuesta al periodista parecía finalizada y de forma correcta.

Es en ese momento cuando, sin que nadie le pregunte, se arranca con lo que él privaría al deporte de competición, y cito: “de quitar algo, yo quitaría los potenciómetros”.

Ahí queda eso.

Y lo peor es que lo explica. Explica las razones, o más bien la razón.

Esta es su explicación: “yo votaría a favor de quitar el potenciómetro. Está todo tan medido que un corredor que va a 400 vatios sabe que si alguien le ataca no va a aguantar mucho por encima de él. En lugar de subir los 50 vatios que sube el que le ataca, sube cinco y sabe que a ese ritmo le acaba por coger”

Ya está, esa es la razón, pero aún la redondea un poco más: “Así se quita mucho espectáculo.”

El colmo viene después: “Cuando un corredor llega al límite, por mucho que te conozcas, es el potenciómetro el que te da la pista real y te hace obrar en consecuencia”

Bien, no sé por dónde empezar.

Nos estamos partiendo la cara con la ciencia desde hace 27 años en el que la empresa familiar alemana SRM saca su primer potenciómetro, para que ahora, 27 años después de contínuas mejoras y comodidades para leer la potencia en ruta, nos vengan diciendo que no, que no se debe de llevar porque quita el espectáculo, porque da la medida real de cómo estás, porque te ayuda a regular y a cazar al adversario que te ha atacado…. Es inaudito.

Cuando Miguel Indurain, sin potenciómetro, dejaba hacer y a su ritmo ganaba una etapa del Tour, después un Tour completo, un Récord de la hora, otro Tour, y otro y otro… todos le alabábamos, todos pensábamos lo inútil que era atacarle, y todos éramos felices. Pero nunca se nos ocurrió prohibirle correr por que “quitaba espectáculo”, no? – Qué buscamos, victorias o saltimbanquis?.

Si un corredor no está dotado con una cantidad potencia anaeróbica aláctica para dar descomunales demarrajes, si ese corredor debe ir a ritmo para cazar a los de delante, que hacemos con él?- lo desterramos o tratamos de obtener el máximo rendimiento del mismo?

Yo corro en competición desde hace 22 años y os puedo decir que es dificilísimo mirar el potenciómetro en carrera. Hay momentos en los que lo miras y no ves nada, no te llega nada al cerebro, además las cifras bailan constantemente.

No entiendo esa argumentación

Es una herramienta que nos lleva a la excelencia de tal forma que en mi caso tuve la imperiosa necesidad de escribir 4 tomos en los que explico el método para poder usarlo tanto en entreno como en competición.

Pobre equipo, pobres corredores que tendrán que aguantar a una persona en contra de los potenciómetros día sí y día también.

Además hay que señalar, que los cambios de ritmo también se entrenan con el potenciómetro, las arrancadas se miden, su intensidad se mide, su duración se mide, su recuperación se mide, sus repeticiones se miden….

Por último y tal vez lo más importante, lo que nos han dado los potenciómetros en competición es una información impresionante para optimizar el entrenamiento de los jóvenes corredores de tal magnitud, que tal vez el 90% de los jóvenes que están en ese equipo no habrían llegado a él sin el uso correcto de esta herramienta, o habrían llegado con una calidad inferior. Si entrenas y compites con Potenciómetro y sabes cómo leerlo, sabes cómo mejorar y creces como deportista.

El objetivo del potenciómetro no es quitar espectáculo, es obtener el máximo rendimiento de cada corredor, y si eso se traduce en buenos puestos o en victorias, bienvenido sea.

Anuncios

~ por Joseba Barron Arniches en 19 noviembre, 2017.

Una respuesta to “QUITAR LOS POTENCIOMETROS EN COMPETICION: ¿ES SENSATO AFIRMAR ESTO?”

  1. As always an excellent presentation that cuts through the hype to reality. Making races more spectacular seems to be the “cause celebre” of cycling, again. At least as far back as the founding of the TdF race organizers have been trying to bring the “spectacle” back to the races. Many things have been tried, trade teams to national/regional teams, disallowing then allowing mechanical help, etc. Now it is the turn of technology. Lately radios have been the culprit. Now it’s the turn of the power meters. Ironically for every change the organizers have made, the teams and riders have figured out a “work around”. Eventually the organizers will recognize it’s the riders and how they race that make the “spectacle” not objects.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: