CONFERENCIA SOBRE EL DOPAJE EN BILBAO

Esta semana pasada hemos podido tener un coloquio sobre el dopaje en el Colegio Mayor Bidealde (que significa “Junto al Camino”) y hemos reflexionado sobre las opciones o “caminos” que se pueden tomar en el caso del ciclismo y su gran lacra, que no es otra que el dopaje.

Desde un inicio he querido darle la vuelta a la tendencia natural de una reunión de este tipo.

He buscado un enfoque diferente. Creo sinceramente que se puede ganar más potencia, más fuerza, más habilidades sin recurrir al doping. Creo que es necesario poner al alcance de aquél que quiera “entrenar duro”, sistemas de trabajo por los que se llegará a la excelencia muscular y al rendimiento máximo, lo cual vendrá aparejado con el triunfo sin duda alguna.

Bien, hecha esta primera reflexión, comentamos el proceso de Contador con la aparición de los 50 picogramos de Clembuterol. Y comenzaron las preguntas:

1- ¿Por qué cree usted que se le castiga si la cantidad encontrada es tan pequeña que no sirve para una mejora del rendimiento como ya han remarcado muchos científicos?

Joseba Barron: Hay varias razones para saber de antemano que eso se iba a dar así. En la consulta, los deportistas me solían preguntar a la altura de 2010, en las fechas en las que apareció el positivo, por mi opinión sobre si habría o no castigo, y yo respondía categóricamente que sí. Es impensable dejar escapar una “pieza” de tanto valor. ¿Las razones?- Hay varias, pero una muy importante es la económica. La multa que debe pagar Alberto correspondiente al 10% de su sueldo (2,4 millones de euros) es una inyección de dinero brutal que se destinará a ampliar las máquinas para detectar casos con menores cantidades en orina. Si se recuerdan las declaraciones de Jesús Manzano diciendo que un determinado producto no daba positivo se refería a que la cantidad de clembuterol que se encontraba en orina era inferior a 400 picogramos y las máquinas no podían “verlo”. Se cobra el 10% del sueldo de Iban Basso, de Alejandro Valverde, de Ricco, y de otros capos del ciclismo y se mejoran las máquinas para detectar el doping. Todo esto nos lleva a revelar que en la orina de Alberto aparece el Clembuterol y se le castiga sí o sí. El tema está claro desde el inicio. Lo de pensar que es una cantidad muy pequeña, que no produce mejora física… todo es una serie de reflexiones que no le interesan al legislador. Se da el doping y punto. No existe la opción de demostrar que lo produce tu organismo.
Como segunda reflexión se da también el caso de que existen métodos de dopaje aún no descubiertos, desconocidos y cuyos restos en orina no se saben cuales serán, así que se curan en salud y le castigan seguro.

-¿Por qué se le castiga si se admite que pudo ser una contaminación alimenticia?-

JB: La vía de la defensa sobre la contaminación de la carne de Irun, no se da como válida, no se puede demostrar y se extingue. Las barritas energéticas presentadas para su análisis (un total de 26) no revelan la presencia de clembuterol. El auto concluye que aunque no se ha podido demostrar esa hipótesis es la más probable, pero no se ha demostrado. Dicho esto, el corredor es responsable de todo lo que aparezca en orina, así que desde mi punto de vista, Contador debía haber pedido el contraanálisis, que lo pidió, comprobar que daba el mismo resultado, que lo comprobó, y pedir perdón por alguna negligencia cometida sin ánimo de hacer trampa. Le habrían reducido la sanción deportiva al mínimo que no la multa (el dinero es el dinero) y ahora estaría compitiendo con normalidad.

-¿Cómo se arregla esto del Doping?-

JB: Desde mi punto de vista la estructura actual está atascada. Es una espiral sin fin. Tenemos por un lado a los “buscadores de la limpieza” con sus “vampiros” haciendo la vida un infierno a los que se dopan y a los que no se dopan, sacándoles de bautizos, cines, entierros, o de la cama. Cartillas de Salud. Controles de sangre, de pelo, de ADN, de orina… Resultados con muchos días de retraso que adulteran las clasificaciones de las carreras, las fotos, los podiums, los ramos de flores, las publicidades…
Y por otro lado a los “hijos de las tinieblas”, investigando nuevos métodos de dopaje, logrando cantidades ingentes de dinero vendiéndolos entre los deportistas y prometiéndoles grandes rendimientos y triunfos, y al mismo tiempo logrando dinero por el otro lado, es decir vendiendo los métodos de detección de esos nuevos productos químicos a las autoridades deportivas pertinentes.
Esto está atascado. De aquí no salimos.

Dos propuestas

1- Liga profesional de ciclistas. Se forma una liga profesional que vende su participación a los organizadores que quieran adquirirla y punto. Ellos montan sus reglas, determinan como quieren administrarse y regularse y cobran dinero por participar en carreras. A nivel de salud y dopaje deberán elaborar las normas por las que quieran regirse. Ese es un apartado similar al que se hace en la NBA de baloncesto de Estados Unidos. Si quieres firmas, nadie te obliga a ser profesional. Es cierto que se corren riesgos al admitir ciertos parámetros en la firma de documentos. Pero es mejor ser sincero y claro que no estar de trampas de forma constante.
2- Adoptar la estructura de CLUB para los equipos ciclistas. Residir todos los corredores en una misma ciudad. Salir todos a entrenar a la misma hora, como cualquier equipo de cualquier otra disciplina. Cada uno con su coche seguidor, en grupos según tareas a realizar: series en plano, en montaña, esprines, fondo etc. Terminar todos en el mismo sitio, llegar, ducharse y comer. Que no haya ningún profesional más “solo”, que llegue a su casa y que comience a prepararse la comida, los espaguetis, la carne… Tras la comida todos al fisioterapeuta en las instalaciones del club, revisión médica, control de los entrenamientos con el preparador en el ordenador, trabajo de gimnasio, de regeneración etc. Y al finalizar la jornada a casa, que no debe estar a más de 30 minutos, sin bici, sin ropa de ciclista, todo está en el club, perfectamente preparado para el día siguiente. Nunca más un ciclista solo, nunca más un profesional acudiendo a un masajista particular, a un médico particular, a un biomecánico particular, a una grupeta particular…. ¡Que son profesionales!. No son cicloturistas de largo aliento que se reúnen para hacer kilómetros sin ton ni son. Si hay una molestia se controla ese mismo día, en el momento en el que se produce, se corrige la cala, el sillín, el tratamiento, se hacen placas, análisis. Si los datos de potencia obtenidos se “escapan a la normalidad”, se investiga en ese momento, y si hay sospechas se le quita de la lista de la siguiente carrera hasta averiguar la verdad de por qué ha mejorado tanto. Si es que eso se ve a la legua en los entrenos. Si tienes al corredor controlado no debía haber ningún positivo en competición. Si un corredor se salta la norma interna del club, lo puedes arreglar en el interior del club. Pero si esperas a que de positivo, ya está en el dominio público y no hay nada que arreglar.

– ¿Podría este planteamiento llevar al resto de ciclistas “no profesionales” a doparse como una práctica normal?-

JB: Tenemos que hacer realidad una frase que llevo transmitiendo desde hace ya unos años. NOSOTROS SOMOS EL CICLISMO. Y cuando digo Nosotros, me refiero a los que practicamos el ciclismo de forma no profesional, es decir, a los que compramos bicis, a los que compramos accesorios, barritas, libros, ropa, ruedas, cámaras, cuadros, manetas, cadenas…. Nosotros mantenemos la industria del ciclismo, mantenemos con nuestro gasto los puestos de trabajo de las tiendas de bici. Sin nosotros esto se derrumbaría. Este pensamiento hace que podamos dividir los dos mundos, separar nuestra actividad física de salud, de la actividad física profesional. Las dos se hacen sobre una bici pero son distintas. Las dos persiguen objetivos distintos. Por medio de la nuestra buscamos la salud y por medio de la de ellos buscan la retribución profesional.

Una vez asimilado esta diferencia, estos dos mundos, ya no existe ningún opción de imitación. Sabes que ellos van a otro rollo y que por eso exponen sus organismos a esos esfuerzos que todo el mundo científico ha reconocido como NO SALUD. Este es un dato muy importante: POR MEDIO DEL DEPORTE PROFESIONAL NO ATESORAMOS MAYOR GRADO DE SALUD SINO TODO LO CONTRARIO. Si te encuentras en el otro lado, te das cuenta de que no debes imitar nada de lo que ellos hagan en caso de que busques la salud con tu deporte.

El objetivo de este planteamiento permitiría volcarse sobre todo el deporte amateur y hacerles todos los controles del mundo. Gastar el dinero en nuestros jóvenes, en nuestras escuelas de ciclismo, en bicis para todos, en educación. Dejar de gastarnos dinero en buscar picogramos que no nos llevan a ningún lado.

El siguiente impacto que tendría este planteamiento sería que la gente valoraría más su propia salud, que es lo que te lleva al bienestar, que los triunfos de los profesionales, que, lo mires por donde lo mires no te eliminan tus hipotecas, tus problemas laborales, tu trabajo… Gane tu corredor o no gane, tu debes seguir currando!

Finalmente, aquellos jóvenes que decidan ser profesionales conocerán las esclavitudes a las que conlleva ser profesional del deporte y podrán tomar la decisión sin trampas. Cada uno es dueño de su destino. Hay gente que decide ser empresario de alto estanding y termina con un infarto a los 56 años. Nadie le dice que no lo haga. Todos sabemos qué vida va a llevar, qué viajes a realizar, cuántas pastillas deberá tomar para estar en 5 reuniones en 2 continentes, etc. Se puede ser profesional del ciclismo sin doping, por su puesto, pero, también saben, que puede que algún corredor de inferior categoría te gane si está dopado. También se puede aceptar esta premisa. Claro que sí. No todo en la vida es ganar. También se da el placer del trabajo bien hecho, y además si ganas, la recompensa no tiene límites. Estarás ejerciendo tu profesión de la mejor manera posible para tu salud en el futuro.

Con Fernando de Lecea durante el coloquio. Resultó una charla muy animada con muchas preguntas de las que hemos extraido las más importantes.

~ por Joseba Barron Arniches en 24 marzo, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: