MIKEL NIEVE: LA EPICA DEL CICLISMO – EL PASO DE LA JUVENTUD

Qué derroche de ciclismo!
Qué maravilla de apuesta!
Estupendo Garzeli, Sobrenatural Mikel Nieve y la dirección del Euskaltel – Euskadi. Soberbios todos.

¿Quién podía apostar por Mikel teniendo al rey de las cumbres en solitario (Garzeli) escapado?

Quién podía llegar a pensar en destronarlo?

Solo alguien inmortal, un joven. Garzeli perdió por fisiología. Simplemente las células de Mikel son más jóvenes. A igual preparación ganan las del joven, pero incluso con menos preparación, también.

Los telómeros musculares se van acortando con el paso de los años de práctica de gran fondo. Se descubrió en Sudáfrica al estudiar a los corredores de ultramaratones, ya sabéis carreras de 100 km a pie. Allí tienen hasta competiciones de 20 etapas todas seguidas de estas características. Una locura.

Pues bien ha comenzado a registrarse un problema de dolor muscular extremo en estos dportistas.

Tras finalizar una temporada con mucho dolor no había descanso, ni fisioterapia, ni nada que pudiese remitirlo. Estaban en un dolor permanente.

Todos respondían al mismo patrón. Habían alcanzado el éxito en temporadas anteriores y ahora no recuperaban. No podían volver a entrenar de forma “normal”

Se decidió hacer biopsias musculares. Sorpresa: Hombres de 40- 50 años, en la flor de de sus logros deportivos en los ultramaratones presentaban un acortamiento de unas estructuras denominadas telómeros, que se encuentran en los músculos, y que son responsables de la flexibilidad de los mismos.

Algún investigador dijo, “¿dónde he visto yo esto antes?”

Zás! Saltó la alarma. Se había visto en Biopsias de músculo de ancianos!

Ahora todos podemos sacar conclusiones.

Todos podemos aplicarnos esta noticia.

Lo que está claro es que: LAS GRANDES CABALGADAS REALIZADAS DE FORMA REPETITIVA PRODUCIRAN UN ENEVEJECIMIENTO PREMATURO DE LA MUSCULATURA!

Es muy fuerte, pero estos superatletas de los ultramaratones, habían logrado avanzar en el tiempo y eran viejos dentro de un cuerpo de jóvenes. Es como si todos tuviésemos un número de horas de deporte escrito en el ADN de nuestras células musculares y nos dijeran: gástalas como quieras!

El que las gasta antes, antes se para.

El que las emplea bien, le durarán mucho como a Garzeli, pero no son comparables a las de la juventud. Además de que podemos suponer que un hombre como Garzeli tiene un buen gasto ya acumulado, y por ende, un cierto acortamiento de los telómeros musculares.

Sea como fuere, la apuesta de la Mikel fue épica.

También es probable que esto sea una de las razones fisiológicas por las que muchos deportistas de competición, una vez finalizado el periplo profesional, ya no vuelven a practicar el deporte que tantos triunfos y dinero les dió.

Puede que una razón fisiológica sea la base para dar fuerza a una razón psicológica que hace que sea al final una razón fija e inamovible.

Anuncios

~ por Joseba Barron Arniches en 23 mayo, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: