SEGUNDA JORNADA DEL CONGRESO DE MEDICINA DEPORTIVA: EL POTENCIOMETRO ES LA ESTRELLA

Los potenciómetros en el entrenamiento en el ciclismo han sido los protagonistas.
Como era de esperar se han vertido opiniones favorables. Nadie se ha opuesto al invento pero sí han mostrado sus dudas.

Por ejemplo en el Quick Step si el corredor está MUY ENGANCHADO AL POTENCIOMETRO, se le dan parámetros GENERALES de entreno para los dos primeros días de la semana. Los tres siguientes se le dan entrenos por pulsaciones y los dos últimos se le permite entrenar por sensaciones. Increíble no?.

En el Garmin, su fisiólogo nos mostró el nuevo potenciómetro que van implementar en las bicis, que es el VECTOR que os muestro en la primera imagen.

En mi presentación expliqué las zinas de trabajo basadas en los resultados de la prueba de esfuerzo en pulsaciones trasladadas a los vatios, mientras que ellos buscaban porcentajes de los vatios encontrados en el umbral, lo cual les hace muy complicado coincidir en los entrenos y acaban dejando el método.

Otro de los aspectos basicos del entreno con vatios es el de la cadencia a la que se obtienen. Es de tal magnitud este dato, que con baja cadencia se están encontrando más lesiones que nunca en profesionales en los entrenos. No se lesionan cuando compiten, sino cuando entrenan. IMPRESIONANTE DE NUEVO: LA CADENCIA.

Pero esto lleva otro problema añadido: LA POSICION EN LA BICI. Es imposible alcanzar altas cadencias con sillines elevados en exceso. Naturalmente aquí chocamos con un problema muy grande en profesionales, y es que han llegado hasta ahí con esa posición concreta, y sin ningún motivo de necesidad, les aterra, y yo les comprendo, el hacer el mínimo cambio en su posición.

Lo que está claro es que sin una altura “baja” en el sillín no es posible mover 430 w en una crono a 176/min y 120 rpm.

Interesante exposición del médico del Quic Step sobre el control de los entrenamientos de los corredores por medio de los TRIPMPS o unidades de entreno

TRIMP es un método de cuantificación de una sesión de entrenamiento o carrera. El método básico fue desarrollado por el Dr. Eric Bannister a mediados de los años 70. Se calcula como el producto del volumen de entrenamiento y la intensidad de entrenamiento. En su forma más simple, es la duración del período de sesiones x frecuencia cardíaca media:

45 minutos a una media de 150 HR = 45 * 150 = 6750

Una limitación de este método de cálculo es que no hace diferencia entre los niveles de intensidad de la formación. Por ejemplo, el valor TRIMP durante 45 minutos a una frecuencia cardíaca de 150 es lo mismo que 37 minutos a 180 latidos por minuto, pero estos son los niveles de formación muy diferente.

 

Anuncios

~ por Joseba Barron Arniches en 30 octubre, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: