David Arroyo y el glucógeno

Foto Wtason

Este hombre ha conseguido algo impresionante. Ahora es líder.
Muchos pensarán, qué curioso, titula el comentario David Arroyo, y coloca la foto de Iban Basso.
En los corrillos se hablarán de los segundos de diferencia que tenía perdidos arriba del Mortirolo, y del espectacular descenso y su acercamiento a los tres primeros de la etapa. Es cierto. Corona a casi 2 minutos y finaliza el descenso a 40 segundos del trio vencedor. Espera a Vinokurov y nada, espera a Sastre y nada. Los tres de adelante tiran con más fuerza y sacan más distancia, llegan a más de 3 minutos. ¿Qué ha pasado?: Glucógeno.


Foto Watson

Este hombre realiza una ascensión al Mortirolo excelente. Cabalga en su umbral, gasta su glucógeno, y corona a dos minutos. Baja encendido, gasta más glucógeno, se queda a 40 segundos de enlazar, no le queda más glucógeno, pide ayuda, pero a ellos tampoco les queda.
El trío ganador realiza una potente subida, pero no gastan todo su glucógeno; hacen una pésima bajada, y Nibali se vacía para mantener la máxima velocidad entre puertos; en la subida final Basso demuestra que tiene más glucógeno para gastar y arranca los 3 minutos de diferencia.
¿Qué habría pasado si Arroyo hubiese enlazado entre puertos? – que habría perdido contacto en la última subida, sin duda, ya no le quedaba gasolina de la buena.
Ahora hay que preguntarse, ¿y cómo ha conseguido Basso ese glucógeno? Interesante. Sólo hay que entrar en sus entrenos y quedarse impresionado por su capacidad de trabajo, su resistencia al dolor, sus repeticiones (hasta 35 series el último día de preparación antes del Giro) Eso sí es impresionante y ahora recoge su fruto.

~ por Joseba Barron Arniches en 28 mayo, 2010.

4 comentarios to “David Arroyo y el glucógeno”

  1. Sin glucogeno… Y sin equipo… No se puede ganar en solitario una carrera tan larga y dura.
    Peru

  2. De todas formas la emoción la dio Arroyo, y dio una demostración de la buena al jugársela bajando. Si me quedé enganchado a la tele fue por su excepcional bajada y sabiendo que no está al nivel de los demás luchar hasta el final. Basso es grande, muy grande, y gasolina tiene para rato. A ver hoy qué sucede…

    • Pero es que lo grande de todo esto es que se puede llegar a ser como Basso, solo hay que entrenar con unas directrices y con una voluntad de hierro como la de él. Voluntad tienen todos los que son profesionales. Directrices…. eso tiene más miga, pero macho, se puede entrar en la página de Basso y “copiar”, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: