PARA EVITAR DISGUSTOS EN EL DEPORTE (4): CALIFICA TU FORMA

Tenemos que ser capaces de poder valorar nuestra forma física antes de particapar en una competición popular o federada.
Hay varios métodos que nos pueden ayudar y su registro de forma sistemática en una hoja excel nos ayudarán a confirmar o eliminar nuestra presencia en una determinada prueba.
1- PULSO MATINAL.
Las pulsaciones que tenemos por la mañana antes de levantarnos de la cama justo un instante después de ser conscientes de que ha sonado el despertador van a ser un primer botón de muestra de cómo estamos.
El pulso matinal nos va a decir muchas cosas y también va a estar influenciado por muchas circunstancias.
Nosotros lo vamos a emplear para calibrar la fatiga generada por el entreno del día anterior y para preparar el entreno del día que comienza.
Nuestro pulso se podrá ver incrementado por la fatiga. Así cuando suba lo primero que debemos pensar es que ese número de pulsaciones que ha subido son la consecuencia directa de las series que hicimos ayer. Si el trabajo que se hizo fue muy duro y sólo suben 2 pulsaciones nos diremos que ese entreno está paracticamente asimilado. Si la subida es de 10 pulsaciones pensaremos en que no nos hemos recuperado bien y que nuestra forma dista mucho del objetivo.
Con el paso de las semanas podremos ver cómo con los entrenos que antes subían 10 pulsaciones ahora sólo suben 2. Ya estamos en forma.
COMO TOMAR EL PULSO MATINAL
-Podemos ponernos el cinturón del pulsómetro y grabar 1 minuto. Vemos las pulsaciones medias y las apuntamos.
-Podemos arrancar el cronómetro y con la mano en el pecho contar 30 latidos, parar el crono y mirar. Después con una sencilla regla de tres podemos saber nuestras pulsaciones matinales.
Hay otras razones por la que suben las pulsaciones como la fiebre, suben 10 por cada grado de fiebre que tengamos; por la falta de horas de sueño, suben 2 por cada hora de falta de sueño que tengamos; Suben por el estrés, sea del tipo que sea. Todo esto se deberá tener en cuenta para hacer una valoración correcta.
2- POR LAS PULSACIONES QUE RECUPEREMOS EN UN MINUTO TRAS EL ENTRENO

Lo que llamamos la R1- Una vez que has terminado de entrenar, haces un último esfuerzo y subes a las pulsaciones del umbral y miras cuántas bajan en un minuto sin hacer practicamente ningún esfuerzo.
La comparativa de estas cifras te dirá tu estado de forma. Podrás hacer comparativas con entrenos similares, con competiciones…

3- TIEMPO EMPLEADO PARA HACER UN TERCIO DE LA COMPETICION

Puedes ir tomando tiempos de lo que tardas en realizar una parte de tu objetivo una vez al mes. Lo mismo que antes si te vas comparando verás la mejoría o no de tu forma física. Estas sesiones de entreno duro, también las puedes realizar en un grupo de pulsaciones concretas, así según mejore tu forma, el recorrido lo harás en menos tiempo a las mismas pulsaciones.

Anuncios

~ por Joseba Barron Arniches en 26 abril, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: