La Flecha Valona – La Gestión de 3 minutos

El ciclismo moderno es tan previsible que al final una clásica plagada de cotas se decide en escasos 3 minutos finales donde se asciende 1 km al 9,3 % de media pero con zonas del 20%.

Estamos ante un ejercicio perfectamente medible por los ciclistas profesionales por medio del potenciómetro. Además lo pasan hasta en dos ocasiones durante la propia carrera, por lo que directores y ciclistas lo pueden medir y controlar perfectamente. Al parecer sólo lo hizo Cadel Evans y su director el día anterior.

El primer minuto lo realizó Ivan Velasco con un excelente ritmo, pero la salida de Andres Kloden lo descoloca y deja demasiado pronto a Igor Anton al frente del grupo. Realiza otro minuto sobervio, pero debía de saber que no tenía más de un minuto de gloria a 800 w.  Del tercer minuto se encarga Alberto Contador pero se acaba fundiendo a 200 metros. Cadel Evans realiza 40 segundos de ataque. Ha estado 2 minutos detrás a una velocidad menor, gastando menos, con menos vatios para dar el máximo al final y no al principio.

Con un potenciómetro se puede hacer una prospección el día anterior y valorar el esfuerzo que supone y las pulsaciones que implica un determinado esfuerzo y una determinada duración. Por medio de los programas informáticos todos los que usamos el potenciómetro conocemos cual es la máxima potencia que somos capaces de desarrollar en 3 minutos. Pongamos que sea sobre los 700 w en un profesional de 65 kg. Si tu ves que se aparta tu compañero y arrancas tú a 850 w, la conclusión es clara: vas a petar.
Si te mantienes a rueda y gastas 650 w aunque pierdes unos metros, sabes que aún te quedan “balas” para usar en los últimos 40 segundos.

La pena es que nuestro Igor no puede llevar el potenciómetro en carrera. Cosas de la publicidad. De todo se aprende no?.

Anuncios

~ por Joseba Barron Arniches en 22 abril, 2010.

5 comentarios to “La Flecha Valona – La Gestión de 3 minutos”

  1. Eskerrik asko!! Con este tipo de analisis apredemos de cilclismo moderno…

  2. magnifica reflexion , Joseba . hay veces que metidos en ese fregado no te das cuenta de estas cosas……..

  3. Efectivamente, el tema fisiológico es tal y como nos lo explicas claramente. Pero eso no hace previsible la carrera. Bueno, es previsible el que se la van a jugar en el último km, como casi siempre pasa en la Flecha Valona, y es previsible el que la mayor parte de los que ataquen muy pronto van a reventar y que el ganador normalmente ha de tener la sangre fría de saber esperar y no ponerse nervioso al ver que se le marchan algunos corredores de renombre (pensar en Evans al ver a Contador 10 metros por delante a falta de 200 m para la Meta).
    Pero lo que no es previsible es saber quién va a ser el bueno y el listo cada año que tenga fuerzas y cabeza para dar el último ataque y llevarse la carrera. Eso hace que estas carreras, pese a que más o menos siempre sigan el mismo guión, sean a la vez muy interesantes y apasionantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: