Tribuna abierta: Prevención del Doping

El miércoles 19 y el jueves 20 de agosto de 2009 han aparecido dos artículos en el DEIA, uno del Doctor Javier Alonso y otro del Entrenador Nacional de Ciclismo Juan Mari Abril que recogen muchas de las sensaciones que tenemos los aficionados al ciclismo.

La Prevención del Doping. Es nuestro verdadero caballo de batalla. ¿Se puede verdaderamente prevenir el Dopaje?

Hay que ser deportista de competición como es mi caso para conocer de primera mano lo que se cuece en las cabezas de los que competimos. Cuando quedas segundo en una carrera en la que debías haber ganado se genera un recuerdo de profundas raíces en tu cerebro que te martillea incansable y no te abandona hasta que en una siguiente competición tu rendimiento mejora, es decir, hasta que ganas.

Bien, esto ocurre en todos los deportistas sean de la edad que sean, ahora podemos imaginar este proceso mental en las diferentes edades del atleta. Un cadete escuchará a su entorno, a su aita, a su entrenador, a sus compañeros, a sus rivales y formará una actitud. Un juvenil hará lo mismo pero añadirá las experiencias anteriores y su forma de resolver el conflicto. Un amateur no se lo perdonará jamás y maldecirá eternamente. Un profesional aparecerá en los medios de comunicación explicando lo infeliz y desdichado que le ha hecho ser el primero de los perdedores etc.

Conocido el ambiente en el que se mueve la falta del triunfo debemos poner remedio desde la más tierna infancia: las escuelas, los infantiles, los cadetes…

El entorno del ciclista junto con su propia personalidad irán moldeando las diferentes actitudes ante el “NO ÉXITO”. Si su entrenador alaba su combatividad, le refuerza interiormente y le convence de que ese segundo puesto le hará crecer internamente, le hará más fuerte; si su aita no se dedica a despotricar de los árbitros, de los rivales que han cerrado a su hijo, de….; si sus compañeros le felicitan; si sus rivales le dan la mano tras la carrera…. Si conseguimos cambiar ese entorno pernicioso que rodea a las competiciones de los más pequeños iremos fraguando grandes deportistas incapaces de doparse sólo por respeto a lo que más quieren: la competición.

Otra idea que debemos inculcar en todo deportista es que doparse hará que desaparezca su actual forma de vida. El doping es un atentado contra tu deporte. Leonardo Piepoli declaró tras su retirada del Tour por doparse con EPO-CERA: “He matado al ciclismo”. No podemos olvidarlo, cada caso positivo es una traición a nuestras esencias. Atentas contra tus compañeros, contra los demás profesionales, contra tu forma de vida, contra tu deporte. Pones en riesgo la continuidad de las competiciones. El silogismo es sencillo: Si todo lo que hay son engaños – desaparecerán los que quieran invertir en ellos.

La prevención afirmaba Juan Mari Abril. Pedía un servicio de Medicina Deportiva gratuito en la Seguridad Social. Cada uno sabe en qué se gasta el dinero, pero no es fácil entender que un padre de un ciclista prefiera gastarse 2.000 euros en dos ruedas de perfil alto para que su hijo tenga una bici de 7 kg de peso y que compita en igualdad de condiciones con los demás y que no sea capaz de encontrar en las páginas amarillas un médico deportivo económico que vigile la salud de su hijo por menos de la décima parte de lo que se gasta en material. Hablo por propia experiencia. Naturalmente este es otro de los aspectos a modificar en el entorno de los jóvenes competidores.

La competición no forma personas, las pone a prueba. Saca la máxima capacidad física de cada uno y la evalúa en un listado por orden de llegada. Esto en los más jóvenes es un anacronismo. El deporte debe hacerte disfrutar y si no ganas debes reconocer y felicitar a quien te ha ganado. “Si yo entreno mucho y tú me has ganado, debes entrenar mucho más y te mereces esta victoria”. Si empezamos con suspicacias, malicias, “algo habrá tomado” etc no hacemos más que sembrar el doping, y claro luego nos crece y nos damos un susto.

El tercer pilar en el que se debe apoyar la prevención del doping está en el Método de Trabajo. Desde cada estamento del deporte debemos estudiar, investigar, innovar y publicar sistemas de entreno que permitan progresar al ciclista. Cada método tendrá sus detractores y defensores, como todo en la vida, pero todos debemos ponernos a la tarea de hacer público nuestro bagaje profesional y compartirlo con los demás para que llegue a la mayor parte de la sociedad. Cuantos más conozcan más, menos buscarán “atajos”. Cuántos entrenadores de categorías inferiores tienen una enorme experiencia que se queda exclusiva para sus corredores y que no trasciende. Esta tercera pata del plan es fundamental. Hay que seguir estudiando, probando, innovando y publicando para todos y todo mejorará.


Foto: Nerea Barron Irigoien

Dr. Joseba Barron Arniches
Especialista en Medicina Deportiva
Doctor en Medicina por la Universidad de Navarra
Campeón de Euskal Herria Master 40 año 2007 de Ciclismo
Campeón de Bizkaia Master 40 año 2007 de Ciclismo
World Corporate Games 1º en CRI veteranos 40 año 2007 y 1º en Línea.
Subcampeón Absoluto y 1º Master 40 en Campeonato de Médicos 2009 de Ciclismo
https://senkirol.wordpress.com/

Anuncios

~ por Joseba Barron Arniches en 20 agosto, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: